Páginas

viernes, 18 de septiembre de 2009

Raptorex, un dinosaurio parecido al T-Rex

Leemos en varios medios,como en El País, una noticia sobre el hallazgo de un dinosaurio practicamente igual al Tiranosaurus rex, que vivió hace unos 125 millones de años y que era unas 100 veces más pequeño, tan sólo medía tres metros y tenía el peso aproximado de una persona. Raptorex tiene un cráneo muy grande en relación con el torso, unos brazos enanos, unos pies largos y un avanzado sentido del olfato. Según recogen los medios, las similitudes representan que esos rasgos fisonómicos tan especializados no evolucionaron a medida que esos depredadores ancestrales crecían en tamaño, sino que estuvieron siempre presentes.

El equipo de paleontólogos estadounidenses y chinos, comandado por Paul Sereno, paleontólogo de la Universidad de Chicago, ha publicado sus hallazgos en el último número de la revista "Science". Los restos del Raptorex fueron hallados en un yacimiento al noreste de China y en un primer momento se sacaron ilegalmente del país. Pero después su comprador en U.S.A. se dio cuenta del gran valor del fósil, y decidió donarlo a la ciencia. Cuando el equipo de paleontólogos finalice su investigación el fósil se devolverá a China.

Os dejamos unas declaraciones de Paul Sereno sobre el Raptorex, encontradas en youtube.



El Diario Montañés El Mundo Público El Paleofreak Foto ATP

4 comentarios:

ome dijo...

los medios de comunicacion estan dando la noticia mal! no es el tiranosaurio el que ha crecido en tamaño sino los sucesivos miembros del linaje de los tiranosauridos. Raptorex y Tyrannosaurus no son lo mismo

Anónimo dijo...

Creo que Sereno intenta decir una cosa con ese toque de espectacularidad que suele utilizar, y los periodistas entienden lo que quieren. Seguimos -casi- igual: esa incomunicación entre científicos y periodistas. El post que s epublica aquí es correcto.
Dino Alasdrogas

Graná dijo...

La noticia es curiosa, pero es verdad que los medios están confundiendo la noticia.
Y, bueno, a mi la escala no me cuadra demasiado...

Roberto Díaz Aros - CEPchile dijo...

El hallazgo de Raptorex kriegsteini (Sereno et al., 2009), un tiranosauroideo de China, permite apreciar que algunos rasgos característicos de la Familia Tyrannosauridae (Osborn, 1906) ya se encontraban presentes en géneros más basales.

Lo anterior, implica que algunos rasgos que se pensaba correspondían a sinapormorfías propias del linaje de los tiranosáuridos y que se presumía tenían relación con una adaptación de este grupo al mayor peso y envergadura alcanzados por algunos de sus representantes, como el Tyrannosaurus rex (Osborn, 1905) y Tarbosaurus bataar (Maleev, 1955) por ejemplo, en realidad eran características que ya habían sido adquiridas por los tiranosauroideos unos 60 millones de años antes que sus descendientes.

Hasta ahora se creía que las características morfológicas del género Tyrannosaurus y de otros representantes de los tiranosáuridos, como los brazos cortos y el cráneo de gran tamaño con poderosos músculos mandíbulares, estaban directamente relacionados con el gran tamaño desarrollado en el linaje. Sin embargo, la presencia de rasgos semejantes en esta nueva especie de China, requiere un replanteamiento de esta
perspectiva sobre la evolución de la familia, ya que dichos rasgos se sabe ahora que fueron compartidos con géneros y especies más basales dentro de los tiranosauroideos.

En efecto, Raptorex muestra semejanzas proporcionales básicas con relación a tiranosáuridos posteriores. Este tiranosauroideo deja ver además una estructura autopodial con dos dígitos (DI y DII), permitiendo apreciar que este rasgo se presenta tempranamente en el clado Tyrannosauroidea (Osborn, 1906) y que comprende a géneros y especies que vivieron desde el Jurásico Superior hasta el Cretácico Superior (hace aproximadamente 151 y 65 millones de años, desde el Kimeridgiano y hasta el Mastrichtiano), en lo que hoy es Asia, Europa y Norteamérica.

Es claro entonces que la morfología que hasta ahora se creía propia de los tiranosáuridos se desarrolló primero en linajes de menor tamaño y encontró
representatividad aún en miembros del clado más inclusivo de los tiranosauroideos, como Raptorex, el cual era comparativamente unas 90 veces más pequeño que Tyrannosaurus y medía unos 3 metros de la cabeza hasta la cola, 1,5 metros de altura y pesaba unos 65 kilos, a diferencia de su temible pariente que podía llegar a medir unos 13 metros de largo y hasta 4 m. de altura, con un peso estimado de entre 6 a 8 toneladas.

Lo interesante de este nuevo fósil y que llegó a manos de la ciencia a través de la donación de un particular que lo había adquirido como parte de su afición, es que contribuye de manera importante a un mejor conocimiento del linaje de los tiranosauroideos y de su clado más famoso y representativo, los tiranosáuridos.

Roberto Díaz Aros
Centro de Estudios Paleontológicos de Chile
http://www.cepchile-paleontologia.es.tl